martes, 13 de febrero de 2018

Cuarta idea: Enseñanzas en Sepúlveda




Aulas de la naturaleza 

Sepúlveda tiene el entorno ideal para aprender sobre la Naturaleza, especialmente para los más jóvenes. El parque Natural de las Hoces del río Duratón ofrece multitud de oportunidades para aprender materias tan variadas como Biología, Historia o Biología. 

Dispone de espacios para poder un enclave perfecto para estancias semanales o quincenales o incluso para promover cursos específicos relacionados con el Medio Ambiente y fuera de las Enseñanzas Obligatorias como Pastoreo, Horticultura, Agricultura Ecológica etc. Enseñanzas muy necesarias si queremos que la tradiciones continúen pero, no solo trasmitiendo lo que aprendimos de nuestros mayores, sino mejorando esos conocimientos aplicando las técnicas modernas que ofrecen las nuevas tecnologías y las nuevas formas de acometer trabajos agrícolas y ganaderos dentro de nuestra comarca. 

De esta forma, los alumnos aprenderían a tener un oficio del que puedan vivir y que no puede ser como ha estado funcionando hasta ahora, que se demuestra totalmente insuficiente. 

Para ello, se pueden destinar edificios que, actualmente están abandonados, algunos de ellos situados en lugares idílicos para este tipo de enseñanzas como el que se encuentra en el paraje conocido como ”La Fábrica de la Luz”, donde podemos ver un hermosa edificación abandonada y que, en su momento, adquirió una empresa de hilaturas. Al lado del río Duratón, es ideal para tener la naturaleza al alcance de la mano y poder desarrollar programas y actividades sobre observación directa de animales, plantas y Orografía y, además, adquirir alguna cabaña ganadera o granjas de animales, especialmente aves en un lugar cercano y que ya estuvo destinado a este fin. 

Aulas de castellano para extranjeros

Otro tipo de enseñanzas, estas en edificios grandes situados en el casco urbano, serían la enseñanza de nuestro idioma. Teniendo en cuenta que Castilla ofrece una lengua más fácil de entender que en otros lugares del territorio español para extranjeros y teniendo en cuenta su proximidad con Madrid, podría establecerse una escuela de idiomas. Idea que me comentó hace tiempo María Bernal. 

Sepúlveda es un pueblo con gran atractivo turístico que sería un aliciente para ir allí a conocer nuestra lengua: su Historia, peculiaridades paisajísticas, su casco urbano medieval, sus monumentos y edificios, a la vez que su Parque Natural, sin ser una población grande en la que se pueden integrar fácilmente, hacen de ella un lugar idóneo para el aprendizaje. 

Tenemos locales que es difícil se adquieran para uso particular y que, sin embargo, podrían destinarse a este fin pues hay espacio para aulas y demás servicios necesarios. 

Se podrían ofrecer cursos de verano, por trimestres, semestre o anuales, dependiendo de la demanda. 

El alojamiento se podría realizar en familias sepulvedanas (como se hace en otros países) para que tuvieran un contacto directo con la cultura castellana y una práctica continua de nuestro idioma. 

Ofrecerían un tipo de población estable dentro de la localidad, al mismo tiempo que fomentarían otro tipo de actividades a su alrededor como visitas, programas culturales, utilización de establecimientos hosteleros etc. 

Sería una fuente de ingresos para Sepúlveda y tendría población estable a lo largo de todo el año. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario